Sarcoma de tejidos blandos: supervivencia y síntomas

Los sarcomas de tejidos blandos están representados por cuatro docenas de neoplasias malignas que se desarrollan a partir de 12 tipos de tejido conectivo. El grupo incluye varias variantes de liposarcoma, fibrosarcoma, leiomiosarcoma, rabdomiosarcoma, angiosarcoma, GISO, RESOM, glomus y tumores de diferenciación poco clara, tumores malignos recientemente agregados del tronco nervioso y sarcomas no clasificados. Todos estos procesos tienen características características, pero los enfoques para el diagnóstico y el tratamiento son similares.

¿Por qué y por qué surgen los sarcomas de tejidos blandos?

Se desconoce la razón del desarrollo de sarcomas de tejidos blandos, pero existe evidencia de un efecto carcinogénico desfavorable durante mucho tiempo: hace varias décadas, irradiación e inmunodeficiencia profunda prolongada. En el curso de la vida, el 99% de los pacientes con sarcoma no observaron uno u otro factor.
Sorprenda a un poco menos de dos personas de cada 100 mil rusos. Algunos tipos de neoplasias tienen preferencias de género no expresadas, pero no hay estadísticas claras sobre la ocurrencia en hombres y mujeres.

¿Qué es importante para predecir el curso del sarcoma de tejidos blandos?

El estadio de la enfermedad está determinado por el tamaño del nódulo tumoral y solo se proporcionan dos opciones: menos de o más de 5 cm. La ubicación del tumor en relación con la fascia superficial, la membrana del tejido conectivo en la masa muscular, como un indicador de la intensidad de penetración en las estructuras circundantes, también son dos opciones: arriba y debajo de la fascia.

Para seleccionar la terapia óptima, es necesario conocer el grado de malignidad, que se deduce de la suma de puntos otorgados por un signo histológico particular. Se consideran los criterios histológicos revelados por microscopía de una pieza de tejido de sarcoma:

  • diferenciación: el grado de diferencia del tejido mesenquimatoso (conectivo) normal, solo 3 grados, que se otorgan de 1 a 3 puntos,
  • mitosis: el proceso de división celular, su número también se graduó en 3 posiciones, el número mínimo es de hasta 9 y el máximo es más de 19 mitosis,
  • necrosis: células muertas en una matriz de tejido tumoral, hasta 50% o más.

Se observa un alto grado de agresividad G3 en 6-8 puntos, bajo G1 - la suma de hasta 3 puntos y en su intervalo el promedio G2.

Deja tu numero de telefono

¿Cómo se detecta el sarcoma?

Las manifestaciones clínicas dependen de la ubicación del tumor y su tamaño. En la localización superficial se quejan de un sello con deformación. Como el sarcoma no duele, durante mucho tiempo puede confundirse con un "wen" banal. Es mucho más difícil notar los procesos internos: en el espacio retroperitoneal y el mediastino, en los órganos, por ejemplo, en la capa muscular del útero o el estómago.

El diagnóstico de formaciones superficiales es simple, pero de alta tecnología: fluoroscopia y ultrasonido, resonancia magnética del área afectada para identificar los límites del proceso maligno y el grado de penetración en las estructuras vecinas, especialmente los troncos y vasos nerviosos grandes.

Se requiere una biopsia de sarcoma de tejido blando de más de 5 cm para el examen microscópico preoperatorio. Se da preferencia a una biopsia con una aguja gruesa, que permite tomar una columna de tejido, si no tiene éxito, recurren a la escisión a lo largo del borde del nódulo tumoral. Los tumores pequeños planificados para la eliminación de radicales sin conectar la radiación preoperatoria o la quimioterapia se examinan con un microscopio después de la cirugía.

¿Cómo se tratan los sarcomas de tejidos blandos?

Las tácticas de tratamiento dependen de la etapa y el grado de malignidad y, por supuesto, del estado de salud del paciente. La curación solo se puede lograr con una amplia extirpación quirúrgica: este es el "estándar de oro".

La tendencia actual es radical, pero la cirugía de preservación de órganos, sin embargo, en algunos casos es imposible evitar una cirugía paralizante grande con la eliminación de estructuras óseas, grandes masas musculares y resección de grandes vasos involucrados en el proceso maligno.

Con un alto grado de agresividad o una gran extensión de la neoplasia, la etapa quirúrgica se complementa con irradiación preliminar y quimioterapia. A pesar de la duración del tratamiento, la radiación antes de la cirugía es muy útil:

  • cambia la relación del sarcoma con tejidos blandos sanos,
  • reduce y delimita el tumor primario,
  • reduce la actividad biológica y la viabilidad celular,
  • detiene el componente inflamatorio,
  • mejora las condiciones técnicas para la operación.

Después de la cirugía, la radioterapia reduce la probabilidad de recaída en el área de la cicatriz. Pero la técnica más efectiva y de vanguardia es la irradiación durante la cirugía o intraoperatoria. Resuelve los mismos problemas que la radiación postoperatoria, pero con menos daño tisular. Tratamiento innovador para el sarcoma de tejidos blandos.
En caso de sarcomas de alta neoplasia maligna y dudosamente operables o no sujetos a tratamiento quirúrgico, se lleva a cabo una terapia innovadora con una combinación de radiación remota, hipertermia local y quimioterapia, llamada termoradioquimioterapia.

La estrategia es esta:

  • alternando o en paralelo con los cursos de quimioterapia todos los días de la semana con descansos para el fin de semana de 5 semanas, se realiza radioterapia,
  • dos veces por semana antes de una sesión de irradiación durante una hora hacer hipertermia 41-45˚С,
  • Al final del ciclo y el descanso de descanso durante 4 semanas, se realiza la operación o el ciclo repetido de termoradioquimioterapia con un efecto no expresado.

¿Qué quimioterapia funciona para el sarcoma?

Los sarcomas de partes blandas no son particularmente sensibles a la quimioterapia, pero con neoplasias inicialmente inoperables, el resultado es indudablemente mejor con una combinación de citostáticos antitumorales con hipertermia y radiación.

En los tumores de extremidades grandes, cuando se indica una operación paralizante en el futuro, se utiliza un enfoque innovador con la hipertermia local y la quimioterapia intravenosa sistémica o la introducción de citostáticos citostáticos de melfalan en el vaso de alimentación en serie con el factor de necrosis tumoral.
Después de la cirugía radical, para algunas especies morfológicas, también se realiza quimioterapia profiláctica, se cree que reduce la probabilidad de recaída en la cicatriz y la frecuencia de metástasis en los pulmones y otros órganos.

Con la etapa metastásica de la enfermedad, la quimioterapia es la única opción. Si el paciente está bien, se prefiere una combinación de varios citostáticos. Los mejores resultados se demuestran por la combinación de doxorrubicina con ifosfamida. Los angiosarcomas responden bien a los taxanos y los liposarcomas con leiomiosarcomas, fibrosarcomas y GIST, a los medicamentos dirigidos.

De particular dificultad es el tratamiento de las formas metastásicas e inoperables de la enfermedad, cuando, en el contexto de la exposición al fármaco, es posible eliminar rápidamente las lesiones metastásicas y la quimioterapia en dosis altas con el trasplante de sus propias células sanguíneas. Los estudios clínicos han demostrado un aumento significativo en la vida útil de los pacientes, a menudo las dificultades son causadas no tanto por razones terapéuticas como por el proceso de organización de los cuidados paliativos.

En nuestra clínica, se le ofrecerá al paciente todo lo que lo ayudará a vivir mejor y por más tiempo, y el proceso de organización es el cuidado del personal.

Diagnósticos

Sarcoma de rayos X

Comienzan a diagnosticar enfermedades examinando al paciente, en el cual el oncólogo puede determinar la presencia de signos de cáncer en el cuerpo. Puede ser palidez, agotamiento y otros síntomas.

Después de examinar al médico, el paciente es enviado para su examen:

  • Análisis citogenético, análisis de sangre, biopsia e histología,
  • Rayos X
  • Diagnóstico de ultrasonido,
  • Tomografía computarizada

Se estableció que con mayor frecuencia el sarcoma de tejidos blandos metastatiza en los pulmones y los tejidos del hígado, también aparecen neoplasias secundarias en estos órganos.

Como se mencionó anteriormente, esta enfermedad difiere de otras neoplasias malignas en la tasa de desarrollo. Como regla general, con dicha enfermedad, el tratamiento no lo prescribe un médico, sino varios, en función de los resultados del diagnóstico.

La principal dificultad en el tratamiento de la enfermedad es la reforma del tumor cuando se extirpa. Después de solo unos pocos meses, el tumor puede aparecer nuevamente. Sin embargo, la única decisión correcta en el tratamiento del sarcoma sigue siendo la extirpación de la neoplasia.

La quimioterapia y la radioterapia generalmente se usan en los siguientes casos:

  • Después de la cirugía
  • En la última etapa del tumor.

La radioterapia se usa con mayor frecuencia antes de la cirugía para mantener la condición del paciente o reducir la neoplasia. Tal tratamiento puede ser interno o externo.

Al igual que con otros tumores malignos, con el sarcoma de hueso blando, uno no debe comer muchos alimentos grasos y proteicos. Las carnes ahumadas, la conservación y otros alimentos chatarra no beneficiarán al paciente. Es mejor dar preferencia a frutas, verduras, productos de leche agria, cereales y carne dietética. La nutrición debe ser adecuada y equilibrada.

Previsión

El pronóstico de supervivencia de los pacientes con sarcoma depende de numerosos factores, como el grado de malignidad, el estadio, la presencia de metástasis, el tratamiento prescrito y muchos otros. Si la neoplasia se encuentra en las etapas 1-2, entonces el pronóstico puede ser bastante favorable.

En la mayoría de los casos, si la enfermedad se detecta después de la aparición de metástasis, la tasa de supervivencia es de aproximadamente el 15%.

¿Qué es el sarcoma de tejido blando?

Telas suaves Es el nombre de todos los tejidos de soporte del cuerpo, excepto los huesos. Estos incluyen grasa, músculos, nervios, tejidos profundos de la piel, vasos sanguíneos y tejidos que rodean las articulaciones (tejido sinovial).

Estos tejidos sostienen y unen todos los órganos y estructuras del cuerpo. Se les conoce como tejido conectivo.

Sarcoma de tejidos blandos - Este es un tipo raro de cáncer (carcinoma), que inicialmente se forma en forma de un bulto (tumor) indoloro en cualquiera de los tejidos blandos anteriores. Los sarcomas se desarrollan con mayor frecuencia en la cadera, el hombro y la pelvis. A veces, los tumores pueden crecer en el estómago o el tórax (tronco).

Tipos de sarcomas de tejidos blandos

Hay más de 70 especies. Reciben su nombre de las células anormales que forman el sarcoma. El tipo más común es histiocitoma fibroso maligno (SFH), que consiste en muchas células anormales en forma de huso.

Liposarcoma (ver foto) es el siguiente tipo más común de sarcoma de tejidos blandos. Un tumor consta de muchas células grasas anormales. Otros tipos de sarcoma de tejidos blandos incluyen:

  • leiomiosarcoma y rabdomiosarcoma de tejido muscular,
  • angiosarcoma de vasos sanguíneos,
  • Sarcoma de Ewing y tumor neuroectodérmico primitivo (PNEO),
  • tumor maligno de la membrana de los nervios periféricos (ZOOPN o inglés MPNST),
  • sarcoma del estroma gastrointestinal (GISO, Eng. GIST), su tratamiento es diferente de otros tipos de sarcoma de tejidos blandos,
  • sarcoma del estroma de tejidos de soporte,
  • Sarcoma de Kaposi (angiosarcoma de Kaposi o sarcomatosis hemorrágica múltiple),
  • sarcoma sinovial

¿Qué tan común es el sarcoma de tejido blando?

El sarcoma de tejidos blandos no es común. Durante muchos años en Rusia, el sarcoma de tejidos blandos se ha mantenido en el nivel de 2.13 y 1.83 casos por 100,000 personas entre hombres y mujeres. Aproximadamente el 30-33% de los casos son personas menores de 30 años.

El sarcoma de tejidos blandos puede desarrollarse a cualquier edad. Aunque esto ocurre con mayor frecuencia en personas mayores de 55 años, los jóvenes también pueden verse afectados.

Los riesgos de enfermarse para hombres y mujeres son casi iguales.

Resumen del cáncer

¿Qué es el sarcoma de tejido blando? Esta es una patología maligna que afecta los músculos de una persona. Se manifiesta en forma de neoplasia. En una etapa temprana, aparece un pequeño nódulo denso en la piel. Como regla general, no se mueve, tiene diferentes tamaños, pero en la primera etapa rara vez llega a medir más de 5 cm. La cubierta sobre el crecimiento no está expuesta a cambios, pero a veces se observan pequeños defectos.

La estructura del sello se caracteriza por la uniformidad, suavidad, un alto grado de elasticidad. El crecimiento no tiene límites claros, por lo tanto, con el tiempo, pasa a los tejidos sanos. Con un aumento en los parámetros tumorales, los bordes se vuelven más pronunciados. En las etapas posteriores, el tamaño del nodo puede alcanzar los 30 cm o más.

  1. Primera etapa El sarcoma tiene un bajo nivel de malignidad, no produce metástasis.
  2. Segunda etapa. La educación no crece más de 5 cm.
  3. Tercera etapa El tumor se vuelve más de 5 cm, comienza a dar metástasis en los ganglios linfáticos.
  4. La cuarta etapa. El sarcoma de la piel progresa activamente, caracterizado por metástasis en otras partes del cuerpo del paciente.

En el clasificador internacional ICD 10, el sarcoma tiene el número C46.

Razones para el desarrollo de la patología.

Las verdaderas causas del sarcoma de piel son desconocidas. A menudo, esta patología afecta a personas de corta edad. Tampoco hay explicación para este fenómeno. Pero como resultado de la investigación, los científicos han identificado ciertos factores que pueden provocar el desarrollo de un tumor maligno.

Estos incluyen:

  • Condiciones precancerosas, por ejemplo, enfermedad de Paget, Recklinghausen.
  • Poliposis intestinal difusa.
  • Esclerosis tuberculosa.
  • Tratamiento con ciertas drogas.
  • Contacto con productos químicos peligrosos.
  • Lesión severa de tejidos blandos.
  • Exposición a la radiación.
  • Herencia

Algunos científicos creen que el culpable de la aparición del sarcoma es un ataque viral. Pero esta suposición aún no ha sido confirmada. Si una persona pertenece a un grupo de riesgo, esto no significa el desarrollo exacto de la neoplasia. Sin embargo, en este caso, debe controlar cuidadosamente su salud y someterse regularmente a exámenes en clínicas de cáncer.

Factores genéticos

Algunas enfermedades hereditarias raras pueden poner a las personas en mayor riesgo de sarcoma de tejidos blandos. Esto es:

  • Enfermedad de von Recklinghausen (neurofibromatosis): bultos no cancerosos que se desarrollan en los nervios debajo de la piel y eventualmente pueden convertirse en sarcoma,
  • Síndrome de Lee-Fraumeni: una anomalía de transmisión genética que aumenta el riesgo de muchos tipos de cáncer en la misma familia, incluido el sarcoma de tejidos blandos,
  • Retinoblastoma: Un tipo raro de cáncer de ojo que se encuentra principalmente en niños.

Si una de estas enfermedades muy raras ocurrió en un historial familiar, entonces los padres pueden transmitirlas a sus hijos.

En un pequeño número de personas, el sarcoma se desarrolla debido a cambios genéticos que ocurren a lo largo de la vida, y no debido a la herencia de un gen defectuoso.

Síntomas de la enfermedad

En muchos casos, un nodo es el único signo de sarcoma de tejido blando. Otras manifestaciones no son notables, porque el tumor generalmente no crece profundamente en los tejidos en una etapa temprana. Con el tiempo, si no maneja el tratamiento, la neoplasia provocará el desarrollo de hinchazón y dolor en los brazos y las piernas, si el sarcoma se localiza en las extremidades.

Si la pierna se ve afectada, el paciente puede experimentar cojera y dolor al caminar. Si el tumor se encuentra en los tejidos blandos del antebrazo, la amplitud de los movimientos del brazo disminuye.

En las etapas posteriores del sarcoma de la piel, se detectan los siguientes síntomas:

  • La piel sobre el crecimiento se vuelve de color carmesí.
  • Las venas se expanden mucho.
  • Si está dañado, se observa hemorragia.

Si el sarcoma comienza a producir metástasis, a menudo los pulmones y el hígado son los primeros en ser afectados.Con el rápido desarrollo de la patología, los síntomas aumentan, la enfermedad afecta los vasos, las articulaciones, los huesos y las terminaciones nerviosas.

Luego, una persona desarrolla dolores intolerables, que no pueden eliminarse con la ayuda de analgésicos convencionales. Junto con el dolor, aparecen los siguientes síntomas de sarcoma de tejidos blandos:

  • Debilidad en todo el cuerpo.
  • Pérdida de peso
  • Falta de ganas de comer.
  • Deterioro del sistema inmune.
  • Fiebre a subfebril.

Los signos de sarcoma pueden variar según el tipo de tumor.

Tipos de tumores.

Existen muchos tipos de sarcomas de tejidos blandos. Cada variedad difiere en localización, curso, método de terapia. Los siguientes tipos de tumores son los más comunes:

  • El liposarcoma de tejidos blandos se desarrolla en el área grasa. Es más común en personas mayores. Las principales áreas de localización son las nalgas, la zona peritoneal y las extremidades.
  • El sarcoma sinovial de tejidos blandos afecta la parte articular de los brazos, piernas, cuello. La patología es bastante rara. Los pacientes jóvenes menores de 25 años están más expuestos a él.
  • El fibrosarcoma de tejidos blandos se localiza en las células de fibrocitos musculares, con mayor frecuencia en las caderas y los hombros. La patología es la más moderada, ya que las metástasis rara vez ocurren, prácticamente no causa recaídas.
  • El leiomiosarcoma de tejidos blandos aparece en las células del músculo liso. Localización frecuente de tumores: cabeza, brazos, piernas, tronco. Se refiere a una forma agresiva, se diagnostica en pacientes de cualquier edad.
  • El angiosarcoma de tejidos blandos se forma a partir de los tejidos de los vasos sanguíneos, los ganglios linfáticos. La neoplasia puede localizarse en cualquier parte del cuerpo humano. Antes de otros tipos de enfermedades, puede dar metástasis.

Los tumores se distinguen por la localización. A menudo hay sarcoma de los tejidos blandos del muslo, hombro, cuello, dedos.

Tratamiento quirurgico

La eliminación del tumor se lleva a cabo junto con tejidos sanos. Si la neoplasia está en la superficie, capturan aproximadamente 3 cm de un área saludable de la cubierta. Si el sarcoma ha crecido tierra adentro o está ubicado cerca de órganos vitales, entonces esta técnica de extirpación no se aplica.

Actualmente, los médicos suelen llevar a cabo terapias complejas, combinando cirugía con radioterapia. Esto ayuda a preservar las piernas y los brazos del paciente si se produce sarcoma en esta área. Anteriormente, esta ubicación del tumor conducía a la amputación de las extremidades.

Existen muchas técnicas que se utilizan en una etapa u otra del desarrollo de un tumor. Estos incluyen las siguientes opciones de tratamiento:

  1. En las etapas 1-2, se extrae el tumor y luego se prescribe quimioterapia o radioterapia.
  2. En 3 etapas, todos los métodos se aplican de inmediato. Con la ayuda de la química y la radiación, el sarcoma se reduce y luego se elimina. Después de eso, se restaura el trabajo de los nervios y los vasos sanguíneos.
  3. En la etapa 4, se recetan medicamentos para eliminar el dolor, la intoxicación del cuerpo y otros síntomas de la enfermedad. La eliminación en esta etapa no produce el resultado deseado.

Radioterapia

La radioterapia como tratamiento principal para el sarcoma de tejidos blandos se lleva a cabo en casos donde la cirugía está contraindicada para los pacientes. Con esta técnica, se introduce una sustancia radiactiva en la neoplasia. En algunos casos, la terapia se complementa con exposición externa.

El tratamiento con radiación ayuda a eliminar las manifestaciones clínicas de la enfermedad. Pero también puede causar reacciones adversas del cuerpo, manifestadas en forma de aumento de la fatiga, cambios en la piel. Si las metástasis de la patología están presentes en el cerebro, entonces, cuando se exponen a la radiación, es posible que se deteriore el pensamiento y aparezca un dolor de cabeza.

Realizar radioterapia en el abdomen puede provocar náuseas, vómitos intensos y diarrea. En el caso del tratamiento de los pulmones, se observa dificultad para respirar en los pacientes, y en el tratamiento de brazos y piernas, hay hinchazón, dolor.

Quimioterapia

La quimioterapia para el sarcoma de tejidos blandos se prescribe principalmente después de la cirugía. Se utilizan diferentes productos químicos para el procedimiento. Las drogas a menudo se usan en combinación. Las drogas más populares son ifosfamida, dacarbazina, cisplatino.

Este método de terapia elimina los síntomas del sarcoma, destruyendo sus células. Pero también la química afecta negativamente los tejidos sanos. Los pacientes a menudo experimentan náuseas, vómitos, como resultado de lo cual pierden el deseo de comer, y su peso corporal se va rápidamente.

Además, los pacientes con sarcoma desarrollan úlceras en la cavidad oral, el cabello se cae abundantemente, el cuerpo está más débil y se vuelve más sensible a las infecciones. Además, los agentes químicos tienen un efecto adverso sobre la función reproductiva y el corazón.

Medicina popular

La medicina alternativa se usa para mantener la salud de un paciente diagnosticado con sarcoma de tejido blando. Solo se puede usar con el acuerdo del médico tratante.

Los más populares son los siguientes métodos populares para el sarcoma de tejidos blandos:

  • Tintura de aloe. Para preparar el producto, debe tomar 5 hojas grandes de la planta y colocarlas en el refrigerador por un día. Luego pique la hierba, vierta 500 ml de vodka, déjelo reposar durante 14 días en un lugar oscuro.

Agite el frasco diariamente. Debe tomar el medicamento para una cuchara grande tres veces al día 2 horas antes de las comidas. En el tratamiento del aloe, es posible una violación de las funciones del estómago. En este caso, debe tomar un descanso durante 5 días.

  • Tintura de propóleos. El medicamento se prepara de la siguiente manera: tomar 100 g de propóleos, moler, colocar en una botella, verter vodka en la parte superior. Luego espere 30 minutos y agite.

Después de esto, el contenedor debe retirarse en un lugar oscuro durante 7 días para insistir. Al mismo tiempo, asegúrese de agitar la mezcla todos los días. Después de una semana, la tintura se debe filtrar y tomar 15 gotas diluidas en un vaso de agua, tres veces al día durante media hora antes de comer.

  • Tintura de brotes de abedul. Se necesitan 20 g de la planta para llenar 100 ml de vodka, déjelo reposar durante 2 semanas, agitándolo diariamente. Luego, la herramienta debe filtrarse, humedecerse con una gasa y aplicarse a la neoplasia.

Las estadísticas médicas muestran que la supervivencia de los pacientes con un diagnóstico de sarcoma de tejidos blandos depende de la etapa de desarrollo de la patología, el tratamiento prescrito correctamente y la malignidad. Si la neoplasia aún no ha hecho metástasis, entonces el pronóstico es más favorable. Si se observa metástasis, entonces el paciente no puede sobrevivir. Solo un pequeño número de pacientes vive aproximadamente 5 años.

Signos y síntomas

El sarcoma generalmente no causa síntomas en las primeras etapas. A medida que crece durante varios meses, puede desarrollar un bulto indoloro. Puedes empezar experimenta dolor cuando el tumor crece y presiona los nervios y músculos. Otros síntomas dependerán de la ubicación del sarcoma en el cuerpo.

A veces, la etapa inicial del sarcoma de tejidos blandos puede confundirse con un tumor de grasa benigna (lipoma) o un hematoma (hematoma). Esto puede retrasar los exámenes que ayudarán a hacer el diagnóstico correcto.

La mayoría de las personas que desarrollan un bulto indoloro no tienen sarcoma. Lo más probable es que sea una enfermedad menos grave. Sin embargo, si tiene síntomas (un bulto en el cuerpo, vea la foto de arriba) que persiste durante más de dos semanas, debe consultar a un médico.

Tratamiento de cáncer suave

Su médico lo ayudará a elegir el mejor tratamiento para su sarcoma, dependiendo de:

  • tipo de sarcoma
  • en el área que ella está en el cuerpo,
  • si el cáncer (su etapa) se ha diseminado
  • edad, estado físico y salud general,
  • preferencias personales

El tratamiento puede incluir cirugía, quimioterapia y radioterapia (radiación). Se pueden realizar por separado o en combinación.

Cirugía

La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de los tipos de sarcoma de tejidos blandos. La cirugía generalmente implica la extirpación de cáncer y algunos tejidos sanos alrededor del tumor. Los médicos llaman a esta amplia eliminación local. Se elimina tejido sano para reducir el riesgo de nuevas neoplasias malignas en esta área.

El tipo de operación depende de dónde se encuentre el sarcoma. La mayoría de los sarcomas están en el brazo o la pierna. Por lo general, esto significa una operación para salvar las extremidades, la amputación es menos común. Pero el sarcoma puede desarrollarse en otras partes del cuerpo, como en el pecho o el abdomen. La operación en estas áreas dependerá de dónde se encuentre el tumor (región) y de qué tan grande sea.

Su cirujano discutirá con usted el tipo de cirugía que se necesitará.

Lo que es más importante, un cirujano experimentado que trabaje en un centro especializado en sarcoma debe hacerse la cirugía. A veces se pide a los cirujanos plásticos que trabajen con cirujanos para ayudar a reparar partes del cuerpo que se ven afectadas por la cirugía. La cirugía plástica también será parte de su operación principal. El tipo de cirugía también dependerá de la ubicación del sarcoma y de la cantidad de tejido que se debe extirpar.

Antes de decidir sobre el tratamiento quirúrgico, su cirujano discutirá todas las opciones con usted.

Cirugía de sarcoma que se ha extendido a los pulmones.

Algunas veces el sarcoma se propaga a los pulmones. A diferencia de otros tipos de cáncer, el sarcoma pulmonar a veces se puede extirpar mediante cirugía. Todo depende del tamaño y la cantidad de células cancerosas.

También puede recibir quimioterapia en lugar de cirugía para detener el cáncer.

Operación de rescate de extremidades

Esta operación se realiza para eliminar el tejido maligno y sano, mientras se mantiene la extremidad. Si es necesario, los huesos se pueden restaurar con un implante metálico (prótesis) o un injerto óseo. El trasplante significa tomar parte de un hueso sano desde cualquier parte del cuerpo o desde "Banco de hueso donante". Cualquier otra incisión en el tejido generalmente se restaura mediante cirugía plástica.

Después de la operación, el fisioterapeuta lo ayudará a planificar su programa de ejercicios para que pueda restaurar la fuerza y ​​la eficiencia de la extremidad. Habrá algunos cambios en cómo se ve, se siente o funciona la extremidad. El objetivo es hacer que su miembro sea lo más normal posible.

Esta compleja operación debe ser realizada por un cirujano con amplia experiencia en el tratamiento del sarcoma. Esto significa que debe ir a un centro de tratamiento especializado, que cuenta con un equipo de expertos. Cirugía puede reducir el riesgo de que las células cancerosas se propaguen a áreas cercanas u otras partes del cuerpo.

A veces no es posible extirpar todo el cáncer sin dañar el brazo o la pierna. Su médico puede decir que el único tratamiento efectivo será eliminación de extremidades (amputación).

La amputación puede causar dificultades emocionales y físicas. La mayoría de las personas necesitarán mucho apoyo en este momento. La amputación puede tener un gran impacto en usted y en las personas que comparten su vida.

Después de la operación, tendrá un programa de rehabilitación cuidadosamente planificado. Incluirá una visita a un especialista que hace prótesis para extremidades. Un fisioterapeuta lo ayudará a ser lo más independiente e independiente posible.

Puede llevar tiempo recuperarse de una operación importante. Es posible que su vida vuelva a la normalidad lo antes posible. Sin embargo, es posible que necesite tiempo para crear una "nueva vida normal" después de perder una extremidad. Intenta no esperar demasiado de una vez. Acepte el apoyo de personas cercanas a usted tanto como sea posible.

Radioterapia (radioterapia)

La radioterapia utiliza rayos de alta energía para eliminar las células cancerosas. Se sabe que el sarcoma es muy sensible a la radioterapia. Se puede usar por varias razones, que incluyen:

  • Si el cáncer es demasiado grande para extirparlo mediante cirugía,
  • Si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo,
  • después de la cirugía, para destruir todas las células cancerosas restantes y detener la regresión (retorno) del cáncer,
  • Si el cáncer se encuentra en un lugar del cuerpo que es demasiado difícil de conseguir con la operación,
  • antes de la cirugía, para destruir las células cancerosas y crear una "exfoliación" alrededor del cáncer, lo que ayudará al cirujano a realizar bien la operación.

La radioterapia puede reducir el cáncer a un tamaño más pequeño, puede ayudar a que la cirugía sea simple y segura. La quimioterapia, así como la radioterapia, a veces se usan para ayudar a que el tratamiento sea aún más efectivo. Depende del tipo de sarcoma.

Efectos secundarios del tratamiento.

Todos los procedimientos pueden tener efectos secundarios. Muchos de ellos son a corto plazo y desaparecerán después del final de la terapia. Por ejemplo, la quimioterapia puede conducir a una disminución en el número de células sanguíneas, lo que aumenta el riesgo de infección, anemia y sangrado. Por lo general, todo vuelve a la normalidad después del final del tratamiento.

Algunos efectos secundarios, como la apariencia, los sentimientos o el funcionamiento de una extremidad, son a largo plazo.

El tipo de efectos secundarios que pueda tener dependerá del tipo de tratamiento y de la ubicación del tumor en su cuerpo. Algunas personas tienen muy pocos efectos secundarios, mientras que otras tienen más. Su equipo médico discutirá todos los posibles efectos secundarios (a largo y corto plazo) antes de comenzar la terapia para el sarcoma.