Sintomatología y diagnóstico del bocio multinodular.

Bocio múltiple de tiroides - Esta es una enfermedad endocrina compleja, cuyo síntoma principal es la formación de varios conglomerados simultáneamente. El tamaño de cada uno de ellos es superior a 10 mm, las neoplasias representan el peligro de degeneración en un tumor maligno.

Las mujeres de 45 a 60 años corren el riesgo de desarrollar la enfermedad. En los hombres, esta patología ocurre 4 veces menos. El endocrinólogo se dedica a la eliminación del bocio multinodular de la glándula tiroides.

Factores que predisponen al desarrollo del bocio multinodular:

  1. Interrupción del estado y actividad funcional del cerebro.
  2. Estrés transferido, sobreesfuerzo psicoemocional sistemático.
  3. Supresión de la inmunidad humoral (debido a hipotermia, falta de sueño, dieta agotadora).
  4. Enfermedades inflamatorias e infecciosas del tracto digestivo (principalmente asociadas con el hígado, los intestinos).
  5. Exposición a la radiación, intoxicación severa del cuerpo (drogas, alcohol, alimentos).
  6. Condiciones ambientales severas.
  7. Ya se transfirieron procesos inflamatorios anteriores que ocurren dentro de la glándula tiroides.
  8. Uso irrazonablemente a largo plazo de drogas diuréticas o sorbentes (carbón activado, Atoxil, Polysorb).
  9. Dieta desequilibrada (falta de contenido de mariscos, sal yodada).

Los endocrinólogos han establecido la relación entre el desarrollo del bocio multinodular y las fluctuaciones hormonales en el cuerpo. Por lo tanto La patología a menudo ocurre en mujeres durante el embarazo, la menopausia., pubertad, después del aborto, durante la ovulación.

Clasificación de la enfermedad

En endocrinología, se usa una clasificación de un bocio multinodular, según la gravedad de la lesión (y, en consecuencia, la gravedad de un aumento) de la glándula tiroides.

Hay tales grados de patología:

  • Inicial (1 grado). Se determina el alto contenido de hormonas que contienen yodo. La sintomatología se asocia con trastornos psicoemocionales, síntomas asteno-vegetativos y dispépticos. Durante la inspección de la estructura de la glándula tiroides no se detecta. La etapa continúa sin disfunción de este órgano endocrino. Incluso a pesar de la ausencia de sitios palpables, la presencia de síntomas característicos es la base de métodos de diagnóstico adicionales.
  • Mediano (2 grados). La glándula tiroides está ligeramente agrandada, lo que se determina no visualmente, sino durante la palpación. Las manifestaciones de la patología se relacionan con el sistema nervioso, digestivo y cardiovascular.
  • Pesado (3 grados). La presencia de un bocio multinodular de la glándula tiroides se determina no solo por ultrasonido, sino también por examen externo. Los principales signos de la condición del paciente están asociados con el bienestar psicoemocional, la actividad cardíaca. La presencia de múltiples sellos dificulta la respiración.

Un bocio multinodular manifiesta signos que los pacientes explican en otras afecciones no relacionadas con el sistema endocrino. A medida que la enfermedad progresa (puede tomar hasta 10 años), los síntomas se vuelven más pronunciados, llaman la atención y lo alientan a consultar a un médico. Las principales manifestaciones de la patología:

  1. Sensación de dolor de garganta, que a menudo causa náuseas e incluso vómitos.
  2. Violación de la calidad y duración del sueño, mareos, presión arterial baja, debilidad.
  3. Temblor de manos y pies (nerviosismo notable, que a menudo causa molestias generales).
  4. Educación en la garganta varios sellos de diferentes formas.
  5. Pérdida abundante de cabello, uñas quebradizas, caries.
  6. Aumento de la sequedad de la piel (hasta la formación de grietas características).
  7. Trastorno de la alimentación, que se manifiesta por diarrea o estreñimiento.
  8. Disminución de la libido, deterioro de la función reproductiva.
  9. Aumento de la sequedad de las membranas mucosas, sed constante.
  10. Intolerancia a las fluctuaciones de temperatura del medio ambiente.
  11. Aumento del sudor (principalmente de noche).
  12. Inestabilidad psicoemocional, irritabilidad, ansiedad.

Como el bocio multinodular no es tóxico, el paciente no tiene mixedema u oftalmopatía. Esto significa que no se observan protuberancias características de los globos oculares y edema extenso de la grasa subcutánea.

Diagnósticos

Para determinar el grado de riesgo para el paciente, el origen de los ganglios, el estado general del cuerpo, es necesario someterse a los siguientes tipos de diagnóstico:

  1. Análisis de sangre para la determinación de hormonas que contienen yodo.
  2. Biopsia seguida de examen histológico. Es una toma de un pedazo de tejido de la glándula tiroides con una aguja delgada, después de lo cual la muestra se envía al laboratorio. Los especialistas determinan el origen de los nodos para excluir su naturaleza maligna. Como el procedimiento es un poco doloroso, la anestesia se realiza previamente.
  3. Análisis de sangre (bioquímico, clínico), destinado a evaluar el estado general del paciente. La detección de niveles aumentados de ESR y leucocitos indica la presencia de un proceso inflamatorio.
  4. Análisis de orina (para la determinación de yodo y total).
  5. Ultrasonido Método de diagnóstico simple e informativo. Determina el tamaño de los nodos, el grado de uniformidad, el suministro de sangre al órgano endocrino y la estructura de los tejidos circundantes.

Dependiendo del caso clínico individual, también puede ordenar el paso de la resonancia magnética o CT. Los métodos proporcionan información aún más precisa sobre el estado de la glándula tiroides.

La enfermedad implica solo referirse a un especialista y obtener el tratamiento necesario.

Aplicar un enfoque conservador o quirúrgico.

Métodos conservadores

Sugieren tratamiento hormonal. Su carácter depende de los resultados del análisis de sangre. En el hipotiroidismo, se muestra el uso de L-tiroxina, su dosis se establece teniendo en cuenta el peso y la edad del paciente (entre otros criterios). El bocio disminuye después de seis meses (sujeto a medicación regular). A veces, para el alivio de la patología se requiere un tratamiento más prolongado (en promedio, hasta 2 años). Al finalizar el curso de la terapia hormonal, se recetan medicamentos que contienen yodo. Esto ayuda a prevenir la recurrencia de la patología.

Con una mayor síntesis de hormonas que contienen yodo prescribir el uso de drogas tirostáticas. La acción de las drogas en este grupo tiene como objetivo suprimir la actividad del órgano endocrino. Los tirostáticos promueven la eliminación más rápida de sustancias que contienen yodo del cuerpo. Como resultado, la síntesis de la hormona estimulante de la tiroides se ralentiza y el crecimiento del bocio se detiene gradualmente.

Bocio local y su clasificación.

La glándula tiroides tiene una estructura especial. Este órgano consta de células foliculares llenas de una sustancia similar a un gel, un coloide. La masa está en el rango de 25-40 g, dependiendo de las características individuales del cuerpo humano. El volumen promedio para las mujeres es de aproximadamente 20 cm³, para los hombres: 25 cm³.

El bocio endémico es un aumento en el tamaño de la glándula tiroides causado por la deficiencia de yodo. El bocio endémico multinodular se divide por el grado de producción de hormonas en las siguientes subespecies:

  • eutiroideo: un aumento en el tamaño del cuerpo sin afectar la producción de hormonas,
  • hipotiroidismo - con secreción reducida de hormonas,
  • hipertiroidismo: con aumento de la producción de hormonas.

El grado y la estructura del aumento en el cuerpo se distinguen:

  • bocio difuso - un aumento uniforme en el tejido de la glándula,
  • nodal: la presencia de un aumento en uno o más nodos
  • mixto: en la glándula difusamente agrandada hay nódulos.

El bocio endémico puede ser unilateral y estar ubicado en ambas partes de la glándula.

Bocio multinodular y sus tipos.

El bocio multinodular de la glándula tiroides es una de las variantes del bocio endémico, que afecta principalmente a personas mayores de 50 años que han estado viviendo durante mucho tiempo en áreas donde se observa deficiencia de yodo.

  • El bocio no tóxico nodular de la glándula tiroides es una patología en la que se forman ganglios en la glándula tiroides, pero la función del órgano sufre solo un poco y se observa hipofunción. En la estructura del tejido, se pueden formar tanto una sola neoplasia (bocio no tóxico de un solo nodo) como varias (bocio multinodo no tóxico). Dependiendo de si estos ganglios agrandados están activos o no, hay una disminución en la producción de hormonas o su concentración normal en el cuerpo.
  • Un bocio tóxico multinodular es una enfermedad del cuerpo cuando se forman varios ganglios agrandados que muestran signos de autonomía, es decir, producen una mayor cantidad de hormonas, sin reaccionar a la necesidad del cuerpo. La tirotoxicosis es uno de los signos más comunes que caracteriza el bocio tóxico multinodular.
  • El bocio coloidal múltiple es un aumento en el número de coloides en los folículos, lo que conduce directamente a un aumento en toda la glándula. Para este tipo de bocio, especialmente en las primeras etapas, puede ser característico el eutiroidismo (producción normal de hormonas con un aumento en el tamaño de los órganos), hipotiroidismo (disminución de la producción de hormonas) e hipertiroidismo (aumento de la producción de hormonas).

La patología puede ser de diversos grados de cambios en los órganos hipertróficos:

  • bocio 1 cucharada - el volumen total de la glándula alcanza los 30 cm³,
  • bocio 2 cucharadas - el volumen es más de 30 cm ³.

Las mujeres sufren de enfermedades de la tiroides 3 veces más a menudo que los hombres, lo que se asocia con cambios hormonales en el cuerpo durante el embarazo y otros procesos fisiológicos específicos.

Causas de patologías

La medicina moderna, a pesar del alto nivel de desarrollo, no puede estar completamente segura de las causas de la glándula tiroides. Pero la herencia y la falta de yodo en el cuerpo son las más probables.

Además, se observan las siguientes causas posibles de la enfermedad de este órgano:

  • enfermedades del tracto gastrointestinal, hígado y páncreas,
  • estrés, estrés psicológico y trastornos asociados con estos factores en el trabajo del sistema nervioso central,
  • período de adaptación con cargas pesadas
  • interrupción del sistema inmune y procesos metabólicos en el cuerpo,
  • exposición a dosis bajas de radiación por un tiempo prolongado o exposición a corto plazo a dosis altas,
  • condiciones de trabajo asociadas con la producción peligrosa,
  • inflamaciones en la glándula tiroides que son frecuentes o crónicas,
  • medicamentos (hormonales y algunos otros),
  • dieta desequilibrada
  • El impacto de los factores ambientales negativos.

Todas estas causas pueden causar interrupciones en el trabajo de todo el organismo, pero la glándula tiroides reacciona antes que otras.

Síntomas de la enfermedad

La patología de la glándula tiroides (incluido un bocio multinodular) puede ser asintomática en las etapas iniciales de la enfermedad. Pero, sin embargo, el paciente nota cierta incomodidad.

  • Cambios de humor. Cuando se observa tirotoxicosis, irritabilidad extrema, llanto, tendencia a la depresión.
  • Las extremidades pueden temblar, sin razón aparente, incluso en reposo.
  • Cambiar el índice del índice de masa corporal a un lado mayor o menor sin cambiar la dieta habitual.
  • La memoria se deteriora, la concentración se deteriora, la coordinación de movimientos puede verse afectada, las habilidades motoras finas se ven particularmente afectadas.

  • Cambios en la frecuencia cardíaca: se puede observar taquicardia, arritmia, a veces bradicardia.
  • Dolor en el cuello, cambiando su apariencia.
  • Aumento del trabajo de las glándulas sudoríparas, que se caracteriza por la sudoración, especialmente de noche.
  • El proceso de deglución y, en algunos casos, la respiración es complicado.
  • Los escalofríos ocurren incluso con temperatura corporal normal y temperatura ambiente.
  • Una sensación de sed constante, que puede ir acompañada de náuseas después de beber agua corriente.
  • Constante fatiga sin causa por la mañana.

También puede haber un síntoma como una tos improductiva, desencadenada por la proliferación de la tiroides y su presión sobre la laringe. Estos síntomas también son característicos de una serie de otras enfermedades. Es por eso que una apelación a un especialista, al menos, al médico local, es obligatoria.

Tratamiento para bocio multinodular

El tratamiento del bocio multinodular de la glándula tiroides se lleva a cabo mediante varios métodos, que se basan en la gravedad de la enfermedad, las manifestaciones clínicas y la forma de la enfermedad.

  • En primer lugar, debe decirse que en algunos casos, el tratamiento no es necesario en absoluto, solo la observación dispensaria. Esto es posible si se detecta eutiroidismo o bocio no tóxico en las etapas iniciales.
  • El especialista realiza encuestas periódicamente para seguir el proceso. En caso de cambios para peor, se prescribe el tratamiento.

  • Método conservador: el uso de drogas, cuya acción está dirigida a abordar las causas de la enfermedad y los síntomas que afectan la calidad de vida del paciente. Los métodos tradicionales de tratamiento pueden ser un método concomitante adicional para tratar la enfermedad, con el objetivo de reponer la deficiencia de yodo en el cuerpo.
  • La operación se prescribe en el caso en que el tratamiento farmacológico no produce resultados visibles, y el proceso se desarrolla rápidamente y amenaza la salud y, a veces, la vida del paciente. En el caso de procesos oncológicos, la operación puede ser el único método de tratamiento radical.

Bocio multinodular: una enfermedad desagradable, pero completamente tratable. Con la ayuda de métodos modernos es posible, si no deshacerse de él para siempre, al menos enfrentar con éxito su desarrollo posterior y sus síntomas incómodos.

  1. Ivanova, V. Enfermedades tiroideas y diabetes / V. Ivanova. - M .: Newspaper World, 2013. - 128 c.
  2. Kazmin, V.D. Enfermedades de las glándulas tiroides y paratiroides / V.D. Kazmin - M.: Phoenix, 2009. - 256 c.
  3. Petunina, N. A. Enfermedades de la glándula tiroides: monografía. / N.A. Petunina, L.V. Trukhin - M .: GEOTAR-Media, 2011. - 222 p.
  4. Pinsky, S. B. Diagnóstico de enfermedades de la tiroides / S. B. Pinsky, A.P. Kalinin, V.A. Beloborodov. - L.: Medicina, 2005. - 192 p.

Olga Alexandrovna Melikhova - endocrinóloga, registro de servicio de 2 años.

Se ocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades de los órganos del sistema endocrino: la glándula tiroides, el páncreas, las glándulas suprarrenales, la hipófisis, las gónadas, las glándulas paratiroides, la glándula del timo, etc.

Causas del bocio multinodular

Se ha establecido que una cantidad insuficiente de ingesta de yodo en el cuerpo puede desencadenar el desarrollo de un bocio multinodular.

Además, los siguientes factores pueden causar el desarrollo de la enfermedad:

  • fallas en el sistema nervioso central,
  • estrés severo o tensión nerviosa durante un largo período,
  • enfermedades del tracto digestivo y riñón,
  • disrupción endocrina e inflamación persistente de la glándula tiroides,

  • cambios hormonales durante la pubertad, el embarazo, la lactancia y la menopausia,
  • inmunidad disminuida y enfermedades autoinmunes,
  • anemia
  • predisposición genética
  • exposición a la radiación,
  • situación ecológica desfavorable

  • trabajar en producción peligrosa,
  • uso a largo plazo de ciertos tipos de drogas,
  • nutrición desequilibrada
  • obesidad

Síntomas de la enfermedad

Sucede que durante muchos años un bocio multinodular no causa molestias y no afecta el funcionamiento funcional de la glándula tiroides, y es bastante problemático examinar los ganglios durante un examen externo hasta que alcanzan 1 cm de diámetro. Con tal curso de la enfermedad, a menudo se encuentra un problema solo durante un examen médico durante una ecografía.

Si la aparición de ganglios se acompaña de su crecimiento activo, el paciente está preocupado por estos síntomas:

  • sudoración excesiva
  • palpitaciones del corazón
  • caída de presión
  • hormigueo en el área de los omóplatos y el corazón,

  • fatiga
  • irritabilidad
  • aumento del apetito
  • sensación de sed
  • diarrea

  • reducción de peso
  • temblor del cuerpo, dedos y lengua,
  • miedo nocturno
  • disminución en el deseo sexual y la potencia.

Si la glándula tiroides se agranda mucho y se expande, entonces con tal curso de bocio multinodal, los siguientes síntomas requieren tratamiento:

  • un aumento en partes individuales del cuello,
  • dolor de garganta con diferente intensidad
  • sensación de cuerpo extraño en la garganta,
  • dificultad para respirar y tragar

  • en posición supina, una sensación de asfixia en el cuello,
  • cambio de voz
  • palpitaciones del corazón sin razón
  • nerviosismo
  • aumento de la fatiga

  • trastorno de memoria
  • interrupciones en el trabajo del tracto gastrointestinal,
  • piel seca

Dependiendo de los signos, la enfermedad se divide en tres grados:

  • Para el primer grado El bocio multinodular se caracteriza por la ausencia de nódulos, tanto durante el examen externo como durante la palpación de la glándula tiroides. El diagnóstico se confirma solo mediante un examen en la máquina de ultrasonido.
  • Segundo grado - la palpación está determinada por un agrandamiento de la glándula tiroides, pero externamente, los cambios no están determinados.
  • Para el tercer grado El bocio multinodular se caracteriza por un crecimiento de tejido visualmente significativo.

Si se encuentran 2 o más nódulos de más de 1 cm de diámetro, se recomienda realizar una punción de la glándula tiroides para excluir los tumores malignos.

Tratamiento del bocio multinodular de la glándula tiroides con remedios caseros

En el lugar con el tratamiento complejo prescrito del bocio multinodular de la glándula tiroides, el uso de la medicina tradicional significa: están disponibles y, según las revisiones, dan un buen efecto. Bocio multinodular:

  • Fruta de higo. Por la noche, vierta los frutos de los higos (3 piezas) con agua hirviendo (200 ml) y déjelos hasta la mañana. Con el estómago vacío, beba toda la cantidad de infusión obtenida y coma una baya. Use el resto de las bayas antes del almuerzo y poco antes de la cena. En el curso del tratamiento, use 4 kg de fruta.

  • Leche de abeja. Ponga leche de abeja debajo de la lengua (30 mg) y manténgala hasta que se disuelva por completo. La leche se debe comer una hora antes del comienzo de la comida una vez al día.
  • Nuez. Se recomienda comer 4 nueces con una cuchara de café de miel natural al día y usar particiones para tinturas medicinales: vierta vodka (0,5 litros) de particiones de nuez (200 gramos) y remoje sin luz solar durante un mes. Tintura filtrada tomar tres veces al día 30 minutos antes de una comida en una cucharada. La nuez es uno de los ingredientes de la mezcla para mejorar la inmunidad en un adulto.

  • Corteza de roble recién cortada. Por la mañana, limpie el cuello y el área de la tiroides una vez al día con corteza de roble recién cortada. También se recomienda tomar una decocción en el interior. Prepárelo así: vierta la materia prima (una cucharada) con agua (vidrio) y cocine durante 5 minutos a fuego lento. Deje reposar el caldo durante 20-30 minutos y tómelo.
  • Red de yodo. Aplique malla de yodo una vez al día por la noche en el área de la tiroides.
  • Infusión de vodka de celidonia. Pique finamente y doble la hierba de celidonia fresca en un frasco de 1 litro (el frasco debe estar 1/2 lleno). Cubra la hierba con vodka y coloque el producto durante 2 semanas en un lugar fresco, sin acceso a la luz. Beba la tintura resultante por la mañana con el estómago vacío, de la siguiente manera: primero disuelva 2 gotas de tintura en 50 ml de agua y tómela, aumente la dosis diariamente en 2 gotas. Después de llevar la porción a 16 gotas, tómela durante 30 días. Si es necesario, el tratamiento puede repetirse después de un descanso de 10 días. La infusión de la hierba celidonia se usa para duchas vaginales y baños para el tratamiento de la hiperplasia endometrial.

  • Mokritsa. Woodlice de hierbas secas (cucharada) prepara agua hirviendo (vidrio) y deja reposar durante una hora. Bebe un trago 3 veces al día por una tercera taza. La duración del tratamiento es de 4-5 meses.
  • Potentilla blanca. Tome la hierba y las raíces de la planta en partes iguales y prepare la mezcla (1.5 cucharadas) con agua hirviendo (200 ml). Durante 8 horas, insista en un termo y beba 1-3 cucharadas, 2-3 veces al día 40 minutos antes del comienzo de la comida.

  • Tintura de vodka de raíz de Potentilla blanca. Llena la raíz de la planta (50 gramos) con vodka (0,5 litros) y déjalo durante 14 días sin luz. Tome la tintura dos veces al día, una cucharada, lavándola con una gran cantidad de agua. La recepción continúa durante un mes, y luego realiza un descanso obligatorio de una semana y repite el tratamiento.
  • Tallos de centeno. Tome un puñado de tallos secos y triturados, recogidos en la etapa de maduración de la leche, y cúbralos con agua (litro). Cocine por 30 minutos a fuego lento, con un hervor constante. Bebida de caldo filtrado durante el día, reemplazándolos con otras bebidas. El curso del tratamiento, continuará durante 30 días, seguido de un descanso de 2 semanas y la reanudación del tratamiento.

  • Una cucaracha común. Rellene con agua hirviendo (500 ml) hierba seca de una berberecho (una cucharada) y remoje la infusión durante 2 horas. La cantidad total de fondos recibidos durante el día para la admisión 3-4.
  • Bee Podmor. Llene con alcohol (500 ml) un transformador de abeja (vidrio) y déjelo por 3 semanas. Una vez transcurrido el tiempo, filtre el producto a fondo y bébalo tres veces al día en una cucharada.
  • Caldo joven de ramitas de cereza. Triture las ramas jóvenes de cereza con brotes (100 gramos), vierta agua hirviendo sobre ellas y hierva durante 30 minutos a fuego lento. Tome una decocción de una cucharada hasta 4 veces por día. La duración del curso del tratamiento es de un mes.

  • Chokeberry. Moler las bayas frescas de chokeberry negro (3 kg) con azúcar granulada (1 kg). Tome el medicamento antes de las comidas 2 cucharaditas tres veces al día.
  • Col rizada (algas marinas). Tome un polvo seco por una cucharadita tres veces al día con un vaso de agua limpia.

  • Diente de león. Tome las hojas frescas de la planta y amase ligeramente con las manos. Sumerja el puré de hojas en mantequilla caliente y colóquelo en el cuello, envuelto como una compresa. Puede repetir este procedimiento una vez cada tres días. El jugo de diente de león también se puede usar para el tratamiento (verrugas en las manos).
  • Cola de caballo. Tome la hierba seca y llénela con una bolsa de algodón, que luego se sumerge en agua hirviendo. Aplique el producto durante 2 horas, como una compresa en el área afectada.

  • Jugo de papa. Beba 1/2 taza de jugo de papa tres veces al día antes de cada comida. El tratamiento dura 15 días.
  • Cuota médica. Mezcle la hierba de tansy (1 parte) con la hierba del limpiador (2 partes), separe la cucharada de la colección, que se vierte con agua hirviendo (1,5 tazas) y deje hervir durante 2 minutos desde el momento de la ebullición. Tome una decocción 4 veces al día por un cuarto de taza durante 2 meses. Después de un descanso de dos semanas, continúe el tratamiento.

  • Agripalma. Prepare la hierba de agripalma (15 gramos) con agua hirviendo (vidrio) y deje en una tapa cerrada durante 2 horas. Beba 3-5 veces al día por una cucharada.

Para evitar la aparición de una enfermedad como el bocio multinodular, debe observar las siguientes reglas:

  • incluya en su dieta alimentos que contengan yodo y coma por completo,
  • observar un estilo de vida saludable
  • dejar de fumar y beber sistemáticamente,

  • participar en deportes factibles
  • a menudo camina al aire libre,
  • Evitar el estrés y el exceso de trabajo.

Si ha tratado el bocio multinodular de la glándula tiroides con remedios caseros, comparta sus recetas efectivas en los comentarios.

¿Qué es un bocio multinodular?

Un bocio multinodular es una enfermedad que combina todas las formaciones en la glándula tiroides en forma de ganglios que tienen un origen, estructura y tamaño diferentes de más de 10 mm.

Los nodos pueden ser de diferente naturaleza:

Coloide y otros.

En algunos casos, se observa simultáneamente una combinación de varios tipos de ganglios en un paciente.

Dependiendo de los cambios estructurales en la estructura de la glándula, el bocio multinodular se divide en 3 tipos:

Nodular: diagnosticado con un agrandamiento desigual de la glándula tiroides, que es causado por su actividad excesiva.

Difuso: ocurre cuando el tejido de la glándula crece de manera uniforme, lo que indica una disminución en su función secretora.

Mixto: bastante raro y se llama "bocio nodular endémico". Al mismo tiempo, la glándula tiroides se agranda de manera desigual, pero algunas de sus partes conservan la homogeneidad.

Si se encuentran más de dos ganglios de más de 1 cm de diámetro, se recomienda una punción de la glándula tiroides. La gran mayoría de los nódulos tiroideos identificados son benignos. Como regla, tales neoplasias no afectan su función, y con un desarrollo similar de la enfermedad hablan de un bocio eutiroideo multinodal. Solo el 5% de los ganglios detectados son malignos.

El mecanismo de desarrollo de las neoplasias cancerosas malignas y benignas es diferente. Los ganglios tumorales se forman por la división rápida anormal de una de las células de la glándula debido al daño en su código genético. Los ganglios malignos no reemplazan las células sanas de las glándulas, sino que penetran entre ellas. Con un proceso patológico benigno, el nodo crece y aprieta el tejido circundante.

En Rusia, la enfermedad ocurre en el 12% de la población, mientras que las mujeres tienen 4 veces más probabilidades que los hombres. La probabilidad de manifestación de la enfermedad aumenta con la edad, el pico de identificación de bocio multinódulo ocurre a la edad de 45-60 años.

A pesar de que la presencia de ganglios en la glándula tiroides puede no afectar su funcionamiento normal, la enfermedad requiere un tratamiento obligatorio. En algunos casos, ignorar este problema es potencialmente mortal.

Síntomas de un bocio multinodular de la glándula tiroides

Durante muchos años, un bocio multinodular puede no afectar la función de la glándula tiroides y el paciente no experimenta molestias ni quejas. Hasta que el nudo alcance un tamaño de 1–2 cm de diámetro, es bastante problemático verlo externamente. En este curso de la enfermedad, a menudo se encuentran ganglios durante los controles de rutina en una máquina de ultrasonido. Si el tiempo no presta atención a este problema, con el tiempo se puede desarrollar hipertiroidismo o hiperfunción de la glándula tiroides.

Una clínica con un bocio multinodular se asemeja a un bocio difuso tóxico, pero no hay oftalmopatía ni myxidem. El paciente puede verse perturbado por sudoración excesiva, irritabilidad, empeoramiento del estado general de salud con un aumento de la temperatura del aire exterior, latidos cardíacos frecuentes e hipertensión arterial. A veces, el paciente puede quejarse de hormigueo en el corazón y en el área de los omóplatos, así como de un aumento del apetito, sed constante, diarrea y pérdida de peso. Además, hay un temblor de los dedos en las manos, la lengua y todo el cuerpo. Por la noche, a esas personas les persigue la sensación de calor, se caracterizan por el miedo y la ansiedad. En el contexto de tales síntomas, la potencia y el deseo sexual se reducen significativamente.

A veces, la glándula tiroides crece y adquiere contornos irregulares, que son notables no solo para el médico, sino también para su paciente. Por lo general, en este momento el hierro es tan grande que aprieta los órganos cercanos. En este caso, hay un cambio en la voz, dificultad para tragar, respirar, una sensación de compresión o estrangulamiento en el cuello, esta sensación aparece particularmente claramente en la posición supina.

Puede intentar de forma independiente encontrar un nodo en la glándula tiroides. Una glándula sana es homogénea y elástica, si se detectan partes densas al sondear, pueden ser nudos. Por lo general, no están conectados a la piel y son móviles al tragar.

Un bocio multinodular, que no se manifiesta externamente, se detecta durante el examen en una máquina de ultrasonido. Después de esto, se prescribe un examen hormonal y, si es necesario, un estudio de las células ganglionares. De los resultados de estas pruebas depende de la cita de tratamiento adicional.

Los grados de bocio multinodular

Cuando se expresan signos de bocio de la glándula tiroides, la enfermedad se divide en 3 grados:

Bocio multinodular de 1 grado. Cuando el examen externo y la palpación de la glándula tiroides están ausentes, la manifestación de un bocio multinodular está ausente. Para diagnosticar la enfermedad y confirmar el diagnóstico, los estudios se realizan utilizando otros métodos.

2 grados de bocio multinodular. Hay un ligero aumento en el volumen de la glándula, que se determina solo por palpación; durante un examen externo, no se detectan cambios en su tamaño.

3 grados de bocio multinodular. Proliferación significativa del tejido tiroideo, que se hace evidente no solo durante la palpación, sino también durante un examen externo del paciente.

El bocio puede no provocar un agrandamiento visible de la glándula tiroides o provocar su crecimiento significativo, en el que ocupa todo el cuello e incluso desciende detrás del esternón.

Causas del bocio multinodular

Las causas exactas de la enfermedad no se entienden completamente, pero la ingesta insuficiente de yodo con los alimentos tiene un impacto significativo en el desarrollo del proceso patológico.

Además, los siguientes factores pueden provocar:

Interrupción del sistema nervioso central,

Enfermedades del hígado y del sistema digestivo.

Sobrecarga asociada con la adaptación

Inhibición de la inmunidad humoral.

Condiciones de trabajo perjudiciales

Procesos inflamatorios frecuentes en la glándula tiroides.

Uso a largo plazo de ciertos medicamentos.

Predisposición genética a la enfermedad.

La designación del tratamiento adecuado depende de la comprensión de los procesos que ocurren en la glándula tiroides. Con la deficiencia de yodo, hay una disminución en la actividad secretora del órgano y el hierro comienza a reducir la producción de hormonas tiroideas, que estimulan su actividad. Una señal de deficiencia hormonal ingresa al cerebro, y la pituitaria comienza una producción activa de la hormona TSH, que estimula la glándula tiroides. Bajo la acción de las hormonas pituitarias, las células tiroideas se dividen activamente, con el resultado de que la glándula aumenta de tamaño. Esto se puede llamar una respuesta compensatoria a la deficiencia de yodo. Por lo tanto, el cuerpo tiende a aumentar de forma independiente el volumen de la glándula tiroides para tomar de manera más efectiva la cantidad necesaria de yodo y otras sustancias de la sangre.

Cuando la necesidad del cuerpo de hormonas tiroideas se reduce, el coloide se acumula en la glándula. Clínicamente, se manifiesta en forma de bocio volumétrico. En su interior está lleno de folículos que contienen una sustancia coloidal. Con la necesidad reiterada del cuerpo de una mayor concentración de hormonas, el tejido tiroideo vuelve a crecer. Tales procesos en forma de onda se pueden observar durante varios años, esto conduce a la aparición de un bocio multinodular.

El cuerpo femenino es más susceptible a las patologías hormonales por parte de la glándula tiroides debido a las fluctuaciones hormonales durante el embarazo, la menopausia y mensualmente durante la menstruación. El aumento de la secreción de las hormonas específicas triyodotironina y tetrayodotironina en las mujeres puede tener un efecto negativo.

Otro factor importante que afecta la aparición de bocio son los procesos autoinmunes internos.En el contexto de una disminución de la inmunidad humoral, aparecen sustancias específicas de naturaleza proteica en la sangre, que activan la oposición del cuerpo a sus propias hormonas tiroideas. Tal estado en el contexto de un entorno externo desfavorable a menudo conduce a una disminución significativa de la actividad de la glándula tiroides (hipotiroidismo), que al final puede causar cáncer.

¿Qué es un bocio multinodular?

Un bocio multinodular es una formación tumoral que difiere en su estructura y composición de los tejidos de la glándula misma. Hay varias formas de esta enfermedad, pero en el 90% de los casos hay un bocio coloidal multinodular, que se caracteriza por la presencia de formaciones que contienen una sustancia similar a la mucosidad. Los médicos en el campo de la endocrinología opinan que un bocio multinodular se desarrolla como resultado del daño a una célula de ADN, cuando por una de las razones se produce su división, lo que conduce a la formación de crecimientos benignos. Si el paciente no puede consultar a un médico de manera oportuna, existe el riesgo de que las células se degeneren en células malignas, lo que es significativamente mortal.

Causas de la enfermedad

Hay muchas razones y factores predisponentes para el desarrollo del bocio multinodular. La base de la epidemiología de la enfermedad es la deficiencia de yodo en el cuerpo o su pobre digestibilidad. Entre las principales causas que pueden provocar una enfermedad de un bocio multinodular se encuentran los siguientes factores:

  1. sobrepeso
  2. irradiación
  3. anemia
  4. enfermedades del tracto gastrointestinal,
  5. procesos inflamatorios en la glándula tiroides,
  6. enfermedades autoinmunes
  7. infecciones internas
  8. uso a largo plazo de drogas potentes
  9. desequilibrio hormonal
  10. tumores benignos y malignos.

Además de las razones anteriores para la aparición de un bocio multinodular, vale la pena señalar el impacto negativo del medio ambiente, ya que las sustancias tóxicas que ingresan al cuerpo humano pueden suprimir el sistema endocrino, provocar violaciones en la funcionalidad de la glándula tiroides.

El bocio multinodular se diagnostica con mayor frecuencia en personas con un bajo nivel de vida, que están desnutridas, no consumen productos con un alto contenido de yodo en cantidades suficientes, y aquellos que no siguen su peso, consumen alcohol. Independientemente de la causa, bocio multinodular de la glándula tiroides: los síntomas empeoran significativamente la vida de una persona y requieren atención médica inmediata.

Síntomas y manifestaciones de la enfermedad.

El cuadro clínico de un bocio multinodular depende del grado de daño a la glándula tiroides. Si se desarrolla un bocio multinodular de la glándula tiroides en el fondo de una forma coloidal, entonces los síntomas pueden estar ausentes. Lo único que debe alertarse es un aumento de la tiroides. En el caso de lesiones múltiples, los síntomas de un bocio multinodular de la glándula tiroides serán pronunciados:

  1. cambios de humor,
  2. temblor periódico de las extremidades superiores e inferiores,
  3. aumento de peso rápido o viceversa: pérdida de peso dramática,
  4. un aumento en ciertas áreas del cuello,
  5. deterioro de la memoria
  6. Coordinación reducida de atención y movimientos
  7. taquicardia
  8. dolor en el cuello
  9. insuficiencia respiratoria
  10. sudoración excesiva, especialmente de noche
  11. escalofríos
  12. sed
  13. episodios recurrentes de diarrea,
  14. fatiga crónica

Todos los síntomas anteriores pueden indicar otras enfermedades, así que no saque conclusiones apresuradas. Solo el endocrinólogo después del examen inicial y los resultados del examen podrán hacer el diagnóstico correcto y prescribir el tratamiento adecuado.

Las formaciones que crecen en la glándula tiroides son una patología bastante grave del sistema endocrino, que requiere tratamiento urgente.

En principio, un bocio multinodular de la glándula tiroides no constituye un peligro significativo para la vida de una persona, sino solo cuando es de naturaleza benigna y no afecta negativamente el funcionamiento de los órganos internos.

Métodos de tratamiento

El tratamiento del bocio multinodular tiene como objetivo eliminar la causa misma que provocó la enfermedad, eliminando los nódulos y previniendo el desarrollo de la enfermedad. En las etapas iniciales, el médico prescribe un tratamiento conservador, que consiste en tomar medicamentos con un alto contenido de yodo y medicamentos hormonales, raramente prescritos homeopatía. El curso del tratamiento puede durar hasta seis meses y, a veces, más. La dosis y el nombre de los medicamentos se prescriben individualmente para cada paciente de acuerdo con la etapa de la enfermedad y otras características del cuerpo.

En caso de fracaso de la terapia conservadora o cuando los ganglios de la glándula tiroides hayan alcanzado un gran tamaño, el médico prescribe una cirugía para eliminar las formaciones. La terapia más utilizada es el yodo radiactivo, que está indicado para personas con alto riesgo de anestesia quirúrgica, ancianos, con agotamiento u otras contraindicaciones para la intervención quirúrgica directa. La cirugía para el bocio multinodular es la extirpación completa o parcial de la glándula tiroides.

En la mayoría de los casos, el pronóstico después del tratamiento de un bocio multinodular es positivo. En el caso en que se extrajo la glándula tiroides durante la operación (total o parcialmente), el médico prescribe una terapia de reemplazo hormonal para el paciente.

Para evitar el tratamiento quirúrgico del bocio multinodular, es posible, pero solo al comienzo del desarrollo de la enfermedad. Acceso oportuno a un médico, el tratamiento adecuado ayudará a no recurrir a métodos radicales. La automedicación o la medicación no controlada pueden no solo no traer los resultados deseados, sino también agravar la situación.

Prevención

Para evitar el desarrollo de la enfermedad endocrina, debe:

  • Formule una dieta para que contenga productos que contengan yodo.
  • No te sometas a una sobrecarga psicológica y física.
  • Reemplace la sal de mesa estándar con yodo.
  • Eliminar oportunamente las enfermedades inflamatorias (para que no dañen el estado de inmunidad y no causen el desarrollo de un bocio multinodular).
  • Deja de beber alcohol, fumar.
  • Evite cualquier tipo de daño a la glándula tiroides, no apriete la garganta con un collar apretado.
  • No tome ninguna droga, a menos que sean designadas por un especialista, debido a la probabilidad de intoxicación por drogas.

El tratamiento oportuno de un bocio multinodular de la glándula tiroides proporciona un pronóstico favorable con respecto a la recuperación. Es importante no detener el curso de la terapia ante los primeros signos de mejora del bienestar.

Loading...