Anexitis aguda: causas y síntomas, régimen de tratamiento de la enfermedad ICD

El término médico "anexitis" implica inflamación de los apéndices del útero: los ovarios y las trompas de Falopio. Varios microbios patológicos, como gonococos, estafilococos, estreptococos, etc., pueden provocar el desarrollo de dicha enfermedad. Por lo general, la anexitis se detecta durante el trabajo de parto, el aborto o la introducción del dispositivo intrauterino.

El estrés constante, el exceso de trabajo y el sobreenfriamiento del cuerpo pueden provocar el desarrollo de inflamación de los apéndices uterinos. En la etapa inicial del desarrollo de dicha enfermedad, una infección de la membrana mucosa de la vagina a través de las trompas de Falopio puede ingresar al ovario, lo que conduce a la formación de adherencias entre esta y las trompas de Falopio. En ausencia de un tratamiento oportuno y adecuadamente seleccionado, el número de tales adherencias aumenta gradualmente, interrumpiendo la permeabilidad de las trompas de Falopio, lo que finalmente puede causar infertilidad.

El desarrollo de anexitis en el cuerpo femenino.

Como con cualquier enfermedad, la inflamación comienza con la penetración del virus en las trompas de Falopio. El agente infeccioso se retiene primero en la membrana mucosa de los apéndices uterinos, y después de que el sistema inmunitario ya no puede luchar, el virus llega gradualmente a las capas musculares y serosas. Esto es suficiente para propagar procesos inflamatorios a los tejidos adyacentes del útero. Con la ayuda de un ciclo ovulatorio completo, la infección penetra libremente en el folículo ya roto y llega al cuerpo lúteo. Además, todo el desarrollo tiene lugar en los ovarios. La anexitis aguda se caracteriza por la soldadura de la trompa de Falopio y el ovario, formando una especie de centro inflamatorio. Las consecuencias después de los procesos inflamatorios en los apéndices uterinos incluyen la formación de adherencias numéricas, que luego complican la permeabilidad del óvulo a través de las trompas de Falopio.

La inflamación crónica de los apéndices también puede causar patógenos infecciosos que pueden penetrar las trompas de Falopio de varias maneras:

  • linfógena - linfo-migración,
  • hematógena: migración de masas de sangre,
  • ascendente: moviéndose a través de la vagina hasta el canal cervical, luego ingresa a la cavidad uterina asociada con las trompas de Falopio y luego a los ovarios,
  • descendente: se mueve desde el ciego o el colon sigmoide a lo largo del peritoneo.

La infección descendente y linfógena de los apéndices uterinos ocurre en varias enfermedades del sigmoide, el recto o el apéndice. La infección hematógena se desarrolla con la derrota de los genitales con un bacilo tuberculoso. Los canales ascendentes del tracto genital son vías de migración para estreptococos y Escherichia coli. Los gonococos y la clamidia pueden penetrar fácilmente tejidos y tubos enteros y saludables del tracto genital. Muy a menudo con anexitis, las infecciones afectan los apéndices uterinos inmediatamente usando varias de las vías enumeradas. Dependiendo de la ruta elegida de infección uterina, un médico calificado debe establecer cómo tratar la anexitis. La anexitis tiene varias etapas: aguda, subaguda, crónica. La transición de etapa en etapa depende de la rapidez con que se proporcionó asistencia médica para la detección de anexitis.

Anexitis aguda

En la anexitis aguda, se produce inflamación del útero, se observa inflamación bilateral de los apéndices. Muy a menudo con anexitis aguda, se producen menorragia y algomenorrea. Con el tiempo, la inflamación no reconocida de los apéndices conduce a la formación de un tumor purulento sacular. En este caso, existe un alto riesgo de crear lágrimas en las trompas de Falopio. Con tal ruptura, todas las masas purulentas pueden ingresar a la cavidad abdominal y causar el desarrollo de pelvioperitonitis. La anexitis aguda conduce a la intoxicación del cuerpo femenino, que afecta negativamente el estado de los sistemas vascular y nervioso.

Los síntomas claramente expresados ​​de anexitis aguda sin complicaciones ocurren de 7 a 10 días. Después de que el dolor disminuye gradualmente, la temperatura corporal vuelve a la normalidad, la sangre se restablece. En este caso, es muy importante proporcionar un tratamiento médico oportuno y correcto. La inflamación de los apéndices puede ser un gran problema ginecológico para una mujer en el futuro, si simplemente se ignora la etapa máxima de la anexitis aguda.

La anexitis aguda durante su actividad pasa por cuatro etapas sucesivas principales:

  • salpingitis aguda y endometritis sin síntomas comunes de irritación y acción sobre el peritoneo pélvico,
  • salpingitis aguda y endometritis con síntomas comunes de irritación y efectos sobre el peritoneo pélvico,
  • anexitis aguda con la formación y desarrollo del epicentro inflamatorio y la formación de abscesos,
  • Ruptura peligrosa del absceso tubo-ovárico.

La actividad de la anexitis aguda se desarrolla en dos fases:

  • Glúteo tóxico del cuerpo femenino. Durante esta fase, la cavidad uterina se llena de flora aeróbica, lo que provoca intoxicación.
  • Complicaciones sépticas de anexitis aguda. En esta fase de anexitis, la acumulación de masas purulentas se produce con la amenaza de perforación.

La anexitis aguda, cuyos síntomas y tratamiento son bastante complejos, está sujeta a observación médica. Los pacientes con anexitis aguda deben ser tratados en condiciones de hospitalización. En la anexitis aguda, el médico siempre desarrolla una dieta estricta, teniendo en cuenta las posibles enfermedades concomitantes del paciente. Una mujer que sufre de anexitis aguda debe consumir una gran cantidad de bebida alcalina y otros líquidos naturales. Se requiere la observación de las secreciones vaginales y el sistema de apéndices uterinos.

Muchos, que solo se han enfrentado a una enfermedad, se preguntan cómo tratar la anexitis. La anexitis aguda se trata con medicamentos antibacterianos. A menudo, se recetan analgésicos cuando es necesario, las inflamaciones se eliminan con medicamentos y se utiliza un tratamiento desensibilizante.

Los medicamentos principales incluyen antibióticos. Durante el tratamiento, el agente causante de la anexitis aguda se determina primero con una precisión del 100%, después de lo cual se selecciona un antibiótico apropiado teniendo en cuenta la tolerabilidad del medicamento por parte del cuerpo. El médico está obligado a calcular correctamente la dosis del medicamento para que el efecto antibacteriano del medicamento se concentre al máximo en el epicentro del apéndice uterino. En el tratamiento de la anexitis aguda, se utilizan los siguientes grupos de antibióticos:

  • tetraciclinas (tetraciclina y doxaciclina),
  • penicilina (ampioks, oxacillin, ampicillin),
  • macrólidos (roxitromicina, eritromicina, azitromicina),
  • fluoroquinolonas (ofloxacina),
  • nitroimidazoles (metronidazol),
  • aminoglucósidos (gentamicina, kanamicina),
  • lincosamidas (clindamicina).

Cómo tratar la inflamación de los apéndices hoy en día es un problema bastante común en las mujeres. Por supuesto, un médico sugiere mejor cómo y cómo tratar la anexitis. En la lucha contra la infección bacteriana en los apéndices del útero, es preferible el uso de antibióticos con un largo período de eliminación y vida media. Si la anexitis aguda ya se está desarrollando en la segunda fase, los apéndices uterinos de la paciente están en una condición inflamatoria severa, existe un alto riesgo de complicaciones sépticas, en cuyo caso se prescriben antibióticos de espectros de acción diferentes. El tratamiento se refiere a la categoría de complejo.

Con la activación de formaciones purulentas durante la inflamación de los apéndices y el diagnóstico de anexitis aguda, se requiere tratamiento inmediato. En este caso, la ginecología se refiere a operaciones que utilizan métodos de bajo impacto. Por lo tanto, en el diagnóstico de anexitis purulenta aguda, se realiza la laparoscopia. Con su ayuda, el ginecólogo logra extraer todas las formaciones de pus y tratar los tejidos dañados de los genitales uterinos con antisépticos. Después de que logramos superar la fase de anexitis aguda, se prescribe un tratamiento de fisioterapia regenerativa y bioestimulantes. Pero si durante la fase severa de la anexitis no se proporcionó asistencia médica a tiempo, entonces es probable que se forme una inflamación crónica de los apéndices, cuyo tratamiento es bastante complicado.

Anexitis crónica

¿Cómo determinar la inflamación crónica de los apéndices? Cualquier anormalidad en el estado de salud se manifiesta por un conjunto específico de síntomas. La anexitis crónica se convierte básicamente en una continuación de la anexitis aguda no tratada. La anexitis crónica se manifiesta con mayor frecuencia en situaciones incómodas específicas para el cuerpo, como estrés, exceso de trabajo o hipotermia. Es decir, al menor debilitamiento de la inmunidad, se produce la amenaza de manifestación de anexitis crónica. Cada agravación que causó inflamación crónica de los apéndices tendrá los siguientes síntomas: deterioro del estado general del cuerpo de la mujer, mala salud, aparición de dolor abdominal bajo, debilidad general, un ligero aumento de la temperatura sin signos externos adicionales, aparición de secreción vaginal mucosa no característica. El período de una exacerbación de la anexitis crónica es de aproximadamente 5-7 días. Después de eso, solo persiste el dolor molesto persistente en la parte inferior del abdomen.

En el 50% de las mujeres, la anexitis crónica se manifiesta por irregularidades en el ciclo menstrual. El sangrado puede ser multivolumen e inestable. El 40% de las mujeres que sufren de inflamación crónica de los apéndices, hay un trastorno de la función sexual (dolor durante las relaciones sexuales, la ausencia de la atracción sexual habitual a una pareja). Además, los pacientes con anexitis crónica se caracterizan por trastornos en el sistema digestivo. Una mujer a menudo enfrenta enfermedades adicionales del sistema urinario, como cistitis, pielonefritis, etc. Son las enfermedades crónicas de los apéndices las que provocan el desarrollo de neurosis, la apatía a los procedimientos normales de la vida cotidiana, posiblemente un aumento de las situaciones de conflicto en las relaciones familiares.

La anexitis crónica puede desarrollarse en dos direcciones:

  • tóxico infeccioso: esta dirección aumenta la secreción patológica en los apéndices uterinos, lo que causa dolor intenso y un cambio en la fórmula de la sangre,
  • neurovegetativo: en esta dirección, hay un empeoramiento inmediato del bienestar de la mujer, caracterizado por cambios de humor, la capacidad de trabajo se reduce notablemente, se observan trastornos endocrinos y vasculares.

Si la inflamación de los apéndices es crónica, el tratamiento debe ser permanente y la mujer debe controlar constantemente su higiene y estilo de vida.

Causas de anexitis

Las causas de inflamación de los apéndices uterinos pueden ser la exacerbación de la actividad de enterococos, estreptococos, gonococos, estafilococos, otros virus, hongos, escherichia, microorganismos de tuberculosis, clamidia y otros protozoos. La anexitis crónica se desarrolla debido a la formación de asociaciones microbianas como el estafilococo y la Escherichia coli.

Es posible tratar la inflamación de los apéndices de muchas maneras diferentes, pero el problema principal es que los agentes causales más simples de anexitis son resistentes a los antibióticos. Si una mujer sufre dolor y la sospecha recae en la inflamación de los apéndices, el tratamiento debe ser inmediato.

Toda mujer debe controlar la salud de su cuerpo. La causa de la anexitis aguda puede convertirse fácilmente en una hipotermia elemental. Una mujer debe cumplir con las normas de higiene, evitar el sexo casual.

Síntomas de anexitis aguda

Cualquier inflamación de los apéndices puede causar anexitis aguda. ¿Cómo determinar la inflamación de los apéndices? Si una mujer ya ha comenzado a desarrollar anexitis, los síntomas se notarán de inmediato.

Los síntomas de anexitis en forma aguda se reconocen de acuerdo con los siguientes síntomas:

  • dolores de tirón intensos y agudos en la parte inferior del abdomen a menudo tocan el sacro, el ano,
  • Es muy probable que la inflamación se localice por parte del epicentro doloroso,
  • aumento de temperatura inesperado, que es muy difícil de derribar,
  • escalofríos
  • secreción mucosa purulenta atípica de la vagina,
  • hinchazón
  • trastornos disuricos,
  • Debilidad general y debilidad del cuerpo.

Durante la palpación de la parte inferior del abdomen, se observan contracciones musculares activas, un tipo de protección. Un análisis de sangre mostrará la aceleración de la VSG y un desplazamiento hacia la izquierda en la leucocitosis.

Diagnóstico de anexitis

Para diagnosticar correctamente, los médicos confían en los datos del historial. Es decir, el ginecólogo descubre la historia y los resultados de intervenciones médicas pasadas en el sistema paranasal de la mujer. Estos incluyen la introducción y el uso prolongado de dispositivos intrauterinos, abortos, legrado para cualquier propósito, intervención médica durante el trabajo de parto y las características patológicas del cuerpo. Después de la evidencia obtenida se compara con las quejas existentes del paciente.

El diagnóstico de los apéndices inflamatorios del útero se produce en varias etapas:

Primero, los médicos descubren el alcance de la enfermedad mediante un examen ginecológico a dos manos. El grado indicará un aumento objetivo de uno o dos lados en los apéndices uterinos.

Se determina el patógeno microbiano del desarrollo de anexitis. Esto se puede lograr analizando los baccvarii y realizando investigaciones sobre frotis uretral, cervical y vaginal, así como otros apéndices uterinos.

Con la anexitis, todas las formaciones inflamatorias en los apéndices uterinos se determinan por ultrasonido.

Además, cuando un médico examina los síntomas de anexitis en mujeres, se utiliza la laparoscopia. Se utiliza para determinar formaciones purulentas. Con él, se realiza un diagnóstico detallado de la condición de las trompas de Falopio. Además se utiliza en procedimientos intracavitarios en el tratamiento de la inflamación de los apéndices.

Para determinar el nivel de permeabilidad en las trompas de Falopio, así como para determinar el alcance de los cambios patológicos en la anexitis crónica, los médicos realizan un análisis de rayos X de los apéndices uterinos con el uso interno de un agente de contraste.

Si la paciente tiene un ciclo menstrual alterado, que es causado por la inflamación de los apéndices, es necesario evaluar el rendimiento de los ovarios. Tal análisis se puede realizar utilizando pruebas para medir la temperatura rectal, la tensión del moco cervical, la definición del síntoma de la pupila.

Tratamiento de anexitis (inflamación del útero)

Toda mujer debe saber qué es la anexitis y cuáles pueden ser las consecuencias. Cualquiera, incluso la inflamación más pequeña de los apéndices, puede conllevar graves consecuencias, si no a tiempo para participar en su tratamiento. El tratamiento prescrito de la anexitis en Moscú puede ser un ginecólogo experimentado. Hasta la fecha, el tratamiento es más que asequible, hay mucha experiencia práctica en la lucha contra esta enfermedad infecciosa. Por lo tanto, si no sabe de antemano qué es la anexitis, entonces la decisión correcta sería contactar a una clínica especializada, donde especialistas calificados ayudarán y ayudarán a resolver el problema.

Dieta de anexitis

Al exacerbar la salud de los apéndices uterinos femeninos, se requiere una dieta estricta, con lo que será posible restaurar la resistencia del cuerpo a estímulos infecciosos externos. Cada dieta está dirigida a la excreción del cuerpo en la dirección de una dieta saludable, como resultado de lo cual el metabolismo en el epicentro del desarrollo de la inflamación mejora significativamente. Durante la etapa aguda y subaguda de cualquier anexitis, se requiere una dieta hipoalergénica.Debe tenerse en cuenta que no todos los alimentos son compatibles con antibióticos. Lo primero que debe hacer con su dieta es eliminar los alimentos con proteínas, a saber, los huevos, los champiñones y los dulces. Las grandes restricciones en la comida también deben cumplir con los amantes de la cocina salada y picante. En caso de manifestaciones de anexitis, se recomienda encarecidamente cocinar los alimentos según el principio de los vaporizadores o simplemente cocinar a fuego lento.

Si la inflamación de los apéndices no aparece en forma aguda, entonces no es necesario observar condiciones dietéticas estrictas. Pero no te excedas. Aún así, es necesario cumplir con el principio de la dieta.

Profilaxis de anexitis

Las consecuencias de la anexitis son muy desagradables, por lo que todas las mujeres deben tratar de prevenir la aparición de esta enfermedad:

  • Es aconsejable trabajar en la eliminación de todos los factores posibles que conducen al desarrollo de anexitis en varias formas. Si es posible, evite situaciones estresantes, hipotermia, abuso de alcohol, sexo casual, comida picante,
  • Es necesario controlar de cerca el uso de anticonceptivos y la prevención oportuna de los abortos.
  • cuando es posible recurrir al aborto con medicamentos que con el tiempo a abortos difíciles,
  • Es necesario realizar diagnósticos preventivos de los órganos genitales propensos a procesos inflamatorios.
  • Cada seis meses para someterse a un examen por un ginecólogo.

Causas de anexitis

Las causas del desarrollo de anexitis, exacerbación y su manifestación inmediata en forma aguda o subaguda pueden ser:

  • Sobreenfriamiento del cuerpo.
  • Estilo de vida sedentario.
  • Estrés, estrés psicológico prolongado.
  • Enfermedades infecciosas crónicas.
  • Exceso de trabajo
  • Incumplimiento de las normas de higiene.
  • La presencia de enfermedades crónicas y agudas del sistema urogenital. Esto puede ser pielonefritis bacteriana, pelvioperitonit, salpingo-oophoritis.

Además, las alteraciones en el funcionamiento de los intestinos, que están determinadas por la acumulación constante de masas fecales o el estreñimiento, pueden ser factores provocadores. Todos los factores enumerados anteriormente conducen al estancamiento de la sangre en los órganos pélvicos.

Es importante! Todos los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario, aunque se producen en los tejidos de los ovarios y las trompas de Falopio, no son suficientes para contrarrestar la infección.

Además, se puede desarrollar anexitis después de la intervención intrauterina, que puede acompañar a la infección. Denote la intervención:

  • Embarazo interrumpido (aborto).
  • Introducción del dispositivo intrauterino.

Otra causa de infección es el sexo sin el uso de condón y el sexo durante el ciclo menstrual.

Los síntomas de anexitis

Los principales signos de la enfermedad son dolor en la parte inferior del abdomen y en la región inguinal, que se puede administrar a la columna sacra o lumbar.

Si hablamos de la forma aguda de la enfermedad, el dolor se caracterizará por manifestaciones bastante brillantes. Definamos algunos momentos:

  1. Síndrome de dolor local. Casi siempre aumenta con la micción.
  2. El dolor puede ser al vaciar los intestinos en el ano.
  3. El ejercicio también conduce al dolor perineal.
  4. Hay fatiga general, irritabilidad y sensación de malestar.
  5. La temperatura corporal aumenta.
  6. Hay descargas serosas. Es notable que esta es una selección que no es inherente a las mujeres sanas. Las descargas son fétidas y pueden tener impurezas purulentas.
  7. Raramente, pero se producen náuseas y vómitos.

Si se desarrolla una anexitis aguda del lado derecho, cesa el funcionamiento adecuado de los ovarios y los apéndices uterinos, y esto conduce a la interrupción del ciclo menstrual. La misma imagen es posible con la forma del lado izquierdo de la enfermedad.

Un hecho interesante es que con la anexitis aguda en más de la mitad de las mujeres, la menstruación es extremadamente dolorosa, porque la enfermedad conduce a la inflamación del apéndice de los ovarios. Además, la cantidad de menstruación varía, hay una descarga de sangre entre ciclos.

Tenga en cuenta que en la forma crónica, los síntomas no son tan pronunciados y a menudo pasan completamente desapercibidos por la mujer o no se les da importancia.

La crónica se desarrolla en el fondo del tratamiento tardío.

Tratamiento de anexitis aguda

En ginecología, no se acostumbra tratar ninguna enfermedad sin un diagnóstico previo. El examen ayudará a hacer un diagnóstico preciso y seleccionar el régimen de tratamiento apropiado. Las tácticas de diagnóstico se seleccionan individualmente.

En este caso, el médico tiene en cuenta la gravedad de las manifestaciones clínicas, la clasificación de la anexitis y las características individuales del paciente. Si encuentra la enfermedad a tiempo, puede hacerlo con una terapia conservadora.

La terapia de enfermedades es un enfoque integrado. Puede definir varias áreas principales:

  • Aceptación de medicamentos antibacterianos. Los antibióticos son recetados solo por un médico, teniendo en cuenta la sensibilidad del patógeno a los componentes del medicamento.
  • Procedimientos de fisioterapia.
  • Supositorios antiinflamatorios.
  • Vitaminas
  • Agentes inmunomoduladores.
  • Drogas hormonales Son nombrados en casos extremos cuando el riesgo de consecuencias negativas es alto.
  • Para el dolor intenso, que ocurre durante la forma aguda, se recomiendan medicamentos para el dolor.
  • Syringing se aplica para el saneamiento local.

Si se encuentran lesiones de tejido purulento en la cavidad pélvica, deben eliminarse por laparoscopia, después de lo cual se inyecta una preparación antiinflamatoria en el nido. Aquí enfatizamos que tal enfoque al tratamiento requerirá que el paciente descanse en cama durante el período de rehabilitación.

En el caso de la falta de efecto del tratamiento antibacteriano, se puede ofrecer cirugía. El beneficio de la medicina moderna tiene todas las tecnologías necesarias para la cirugía menos traumática.

Y finalmente, decimos que se recomienda que el tratamiento de anexitis se realice en un hospital o clínica privada. Tomará poco tiempo, pero el médico podrá controlar el proceso de curación y notar rápidamente las complicaciones, incluida la espiga, que provocan infertilidad femenina y atrofia de los ovarios.

Al mismo tiempo, es posible tratar la anexitis crónica en el hogar, pero esto se aplica a esta forma de la enfermedad. Con este desarrollo, puede usar velas, píldoras y algunas recetas de medicina tradicional, que, en combinación con la terapia con medicamentos, son bastante efectivas y aceleran el proceso de curación.

Causas y factores de riesgo.

Si hablamos de la forma primaria de la enfermedad, que se desarrolla como una enfermedad independiente, su desarrollo se desencadena con mayor frecuencia por la microflora oportunista, que puede ingresar a los ovarios mientras se usa el dispositivo intrauterino o una disminución general de la inmunidad.

Las estadísticas de la medicina moderna muestran que la inflamación purulenta de los apéndices uterinos es una de las complicaciones más frecuentes de este tipo de anticoncepción. Sin embargo, los patógenos patológicos de la inflamación también pueden ingresar a las trompas de Falopio como resultado de una intervención quirúrgica: aborto, legrado instrumental, parto. Además, los siguientes factores pueden contribuir al desarrollo de anexitis:

  • varias parejas sexuales
  • cualquier intervención intrauterina, independientemente del propósito para el que se realizan,
  • relaciones sexuales durante la menstruación y / o sin anticonceptivos de barrera,
  • hipotermia en el fondo de inmunidad reducida,
  • enfermedades inflamatorias previas de los órganos genitales femeninos.

El desarrollo de enfermedades inflamatorias de los órganos ubicados en la cavidad abdominal (colitis, apendicitis, diverticulitis, etc.) es característico de la anexitis secundaria. En algunos casos, infecciones específicas como sífilis, gonorrea, tuberculosis, clamidia, ureaplasmosis, etc., causan la inflamación de los apéndices uterinos.

Los principales tipos y sus signos clínicos.

La gravedad de la manifestación de esta enfermedad depende de la extensión del proceso inflamatorio, de qué patógeno se ha convertido en su causa, así como de la condición individual del paciente, en particular, de su inmunidad. La medicina moderna distingue varios tipos de anexitis, cada uno de los cuales tiene ciertos síntomas.

Anexitis aguda de doble cara

La anexitis aguda se manifiesta por síntomas muy similares al resfriado común: aumento de la temperatura corporal, malestar general, náuseas y vómitos, escalofríos, dolor de cabeza. Además, esta forma de la enfermedad tiene sus propios síntomas específicos: dolor de dolor periódico o constante en la parte inferior del abdomen, que se puede administrar al muslo, la espalda baja o el área rectal.

Además de los síntomas físicos, con anexitis aguda, también pueden aparecer signos del sistema nervioso: insomnio, depresión, nerviosismo, irritabilidad. Por parte de los órganos pélvicos, la presencia de dicha inflamación puede indicar secreción de los órganos genitales en forma de secreción patológica mucosa, serosa o purulenta. También puede causar picazón e irritación de los genitales externos.

Anexitis subaguda

Este tipo de enfermedad se caracteriza por los mismos síntomas que en la anexitis aguda. Sin embargo, con esta forma de inflamación de los apéndices uterinos, los síntomas aparecen en un corto período de tiempo y desaparecen gradualmente. La anexitis subaguda es peligrosa ya que una mujer simplemente no puede prestar especial atención a la aparición de signos de anexitis a corto plazo, tomándolos por signos de un resfriado incipiente.

Métodos de tratamiento de anexitis

Solo un especialista calificado sobre la base de las pruebas y el examen del paciente puede prescribir el tratamiento más efectivo en cada caso. La anexitis es una enfermedad muy grave que, en ausencia de una terapia adecuada y bien elegida, puede provocar complicaciones muy tristes, hasta un diagnóstico tan terrible como la infertilidad.

Por lo tanto, se recomienda que las mujeres, al identificar los signos de esta enfermedad, se olviden de opciones tan extremas como el autotratamiento con remedios caseros o tomar cualquier medicamento siguiendo el consejo de amigos o conocidos. Por supuesto, el uso de métodos tradicionales, previamente acordados con su médico, puede acelerar significativamente el tratamiento, pero el uso independiente de una u otra herramienta puede causar aún más problemas.

Tratamiento tradicional para anexitis

En este caso, un especialista selecciona uno u otro método de terapia en función de la forma de la enfermedad y la gravedad de sus características clínicas. Por lo tanto, el tratamiento de la forma aguda de inflamación de los apéndices uterinos implica una hospitalización urgente obligatoria. Si no comienza la terapia de manera oportuna, las consecuencias de la anexitis aguda pueden ser muy graves: la formación de cavidades purulentas en las trompas de Falopio, la fusión purulenta de los ovarios, la peritonitis, etc.

Al paciente generalmente se le prescribe reposo en cama y se realiza anestesia, tanto con la ayuda de métodos de medicación como físicos (aplicación de frío en el área de uno o ambos apéndices afectados).

Con respecto a las drogas, para aliviar el proceso inflamatorio, se utilizan antibióticos de amplio espectro de acción. Si el diagnóstico mostró anexitis purulenta de uno o ambos apéndices, se recomienda cirugía al paciente. En este caso, la operación para eliminar las acumulaciones purulentas se lleva a cabo mediante laparoscopia, después de lo cual se inyectan agentes antibacterianos directamente en el área afectada por la enfermedad.

Si la anexitis ha pasado a la forma crónica, su tratamiento utiliza un enfoque integral, que incluye el uso de antibióticos, antifúngicos, probióticos para restaurar la microflora normal en la vagina y los intestinos, así como medios que estimulan el trabajo del sistema inmune. Se recomienda que la recepción de medicamentos recetados para la forma crónica de la enfermedad se combine con masaje ginecológico, fisioterapia y terapia de lodo.

Tratamiento de anexitis con remedios caseros

Con esta enfermedad, el uso de remedios caseros solo es posible con una forma leve de patología o después del tratamiento hospitalario tradicional. En cualquier caso, inicialmente es necesario discutir la posibilidad y la viabilidad de los métodos tradicionales de tratamiento con su médico y solo luego comenzar a usarlos.

La terapia con métodos populares implica el uso de duchas con decocciones herbales, el nombramiento de baños de vapor y varias infusiones de plantas medicinales que tienen un efecto de reemplazo hormonal. Un efecto bastante bueno en este caso es el uso de miel natural y propóleos: estos fondos pueden usarse tanto para administración oral como para terapia local. El tratamiento adecuado y oportuno de la anexitis por métodos populares en combinación con la terapia médica tradicional permitirá deshacerse de la enfermedad en el menor tiempo posible.

Información general

Anexitis o la salpingo-ooforitis se llama inflamación combinada de uno o dos lados de los ovarios y las trompas de Falopio (uterinas) que forman el útero. En la estructura de las enfermedades inflamatorias del aparato genital femenino, la inflamación de los apéndices (anexitis) ocupa uno de los primeros lugares. La inflamación de los apéndices puede ser causada por estreptococos, enterococos, estafilococos, gonococos, hongos, virus, micobacterias de tuberculosis, escherichia, clamidia y otros microorganismos. A menudo, la causa de la anexitis son las asociaciones microbianas (generalmente Escherichia coli y Staphylococcus aureus). Como regla general, los patógenos de anexitis son resistentes a muchos antibióticos.

El bacilo tuberculoso, el gonococo generalmente causa inflamación bilateral de los apéndices, estreptococos, estafilococos y E. coli - unilateral. Predisponer al desarrollo de inflamación de los apéndices o su recurrencia de hipotermia, infección de ITS, incumplimiento de las normas de higiene, estrés, sexo promiscuo.

El mecanismo de desarrollo de la anexitis.

El desarrollo del proceso inflamatorio en la anexitis comienza con la introducción de un agente infeccioso en la membrana mucosa de la trompa de Falopio con la participación gradual del músculo y las capas serosas. Además, la inflamación se extiende a los tejidos circundantes: el epitelio del ovario y el peritoneo pélvico. Inmediatamente después de la ovulación, la infección ingresa al folículo estallado o al cuerpo lúteo, desarrollándose aún más en el ovario. Cuando la anexitis, el ovario y el tubo se fusionan para formar un solo conglomerado inflamatorio, y luego un absceso tubo-ovárico. El resultado de la inflamación de los apéndices es el desarrollo de numerosas adherencias que limitan la permeabilidad de las trompas de Falopio.

Los agentes causantes del proceso patológico con anexitis pueden caer en las trompas de Falopio de las siguientes maneras:

  • hematógena (con flujo sanguíneo),
  • linfógenos (con flujo linfático),
  • descendente (desde el sigmoide o ciego en el peritoneo),
  • ascendente (desde la vagina hacia el canal cervical, luego hacia el útero, las trompas de Falopio y los ovarios).

La infección hematógena de los apéndices con anexitis ocurre en casos de lesiones tuberculosas de los genitales, linfógenas y descendentes, en enfermedades del recto, colon sigmoide y el proceso vermiforme del ciego. Para Escherichia coli, estreptococos, estafilococos, los canales anatómicos ascendentes del tracto reproductivo sirven como puertas de entrada.La clamidia y los gonococos pueden penetrar en los tejidos intactos del tracto genital. A menudo, la infección llega a los apéndices de varias maneras al mismo tiempo. El curso de la anexitis puede ser agudo, subagudo, crónico (sin recaída y recurrente).

Etapas de desarrollo

En el desarrollo de anexitis aguda, hay cuatro etapas sucesivas:

  • etapa de endometritis aguda y salpingitis sin síntomas de irritación peritoneal pélvica,
  • etapa de endometritis aguda y salpingitis con síntomas de irritación del peritoneo pélvico,
  • etapa de anexitis aguda, acompañada por el desarrollo de conglomerado inflamatorio y formación de abscesos,
  • Ruptura del absceso tubo-ovárico.

El curso de la anexitis aguda pasa por dos fases:

  1. Tóxico: con predominio de la flora aeróbica y síntomas de intoxicación.
  2. Séptico: con la adición de flora anaeróbica, empeoramiento de los síntomas de anexitis y el desarrollo de complicaciones. En la fase séptica de la anexitis, se forma una formación tubo-ovárica purulenta con la amenaza de perforación.

Opciones de flujo

La exacerbación de la anexitis crónica puede ocurrir de dos maneras:

  • tóxico infeccioso: con un aumento de la secreción patológica, procesos exudativos en el útero, aumento de su dolor, cambios en la sangre,
  • neurovegetativo: con deterioro de la salud, disminución de la capacidad de trabajo, inestabilidad del estado de ánimo, trastornos vasculares y endocrinos.

Complicaciones

La inflamación crónica recurrente de los apéndices a menudo conduce al desarrollo de resultados patológicos del embarazo (embarazo ectópico, aborto espontáneo), infertilidad secundaria. La infertilidad en la anexitis crónica puede ser no solo una consecuencia de cambios anatómicos y funcionales en las trompas de Falopio, sino también una disfunción ovárica (trastorno menstrual, anovulación, etc.). Tales formas mixtas de infertilidad resultantes de la inflamación de los apéndices son extremadamente difíciles de tratar.

En la anexitis crónica, la formación de infiltrados, el desarrollo de procesos escleróticos en las trompas de Falopio y su obstrucción, la formación de procesos adhesivos alrededor de los ovarios. Desde un foco crónico con anexitis, la infección puede extenderse a otros órganos y causar colitis crónica, colecistitis, pielonefritis.

Tratamiento de anexitis crónica

En la etapa de exacerbación de la anexitis crónica, se llevan a cabo medidas médicas que corresponden al proceso agudo (hospitalización, antibacteriano, infusión, terapia de desensibilización, vitaminas). Después de disminuir la exacerbación de la inflamación de los apéndices, se recomiendan autohemoterapia, inyecciones de aloe, fisioterapia (radiación UV, electroforesis con medicamentos (lidaza, potasio, yodo, magnesio, zinc), terapia UHF, ultrasonido, masaje vibratorio) bajo el control de indicadores clínicos y de laboratorio.

Los procedimientos de fisioterapia utilizados en la inflamación de los apéndices reducen la exudación de los tejidos, tienen un efecto absorbente y analgésico, ayudan a reducir la formación de adherencias. El barro curativo (ozokerita), el tratamiento con parafina, los baños terapéuticos y la irrigación vaginal con cloruro de sodio, las aguas minerales sulfuradas son efectivos en la inflamación crónica de los apéndices. En la etapa de remisión estable, la anexitis muestra un tratamiento complejo.